OFDP-R.D.

Semblanza de Pedro Henríquez Ureña

Universidad Nacional Pedro Henríquez Ureña (UNPHU)
República Dominicana

Semblanza presentada en el Cuarto Encuentro Nacional de Educación y Pensamiento
6 al 8 de octubre de 2005
Santo Domingo, República Dominicana


Recientemente se cumplieron 121 años del nacimiento de ese ilustre ciudadano cuyo nombre se enorgullece de llevar nuestra Academia, y como la más alta autoridad de nuestra institución, tengo el honor de dirigirles unas palabras con motivo del IV Encuentro Nacional de Educación y Pensamiento, con el tema "Perspectivas Críticas y Alternativas del Currículo Basado en Competencias. Hacia la Formación de Valores e Identidad Nacional", dedicado al insigne literato dominicano Pedro Henríquez Ureña.

Este dominicano formidable honra nuestra Academia y nuestro país, al cobijar bajo su nombre las augustas aulas donde día a día, desde hace casi 40 años, se imparte la enseñanza procurando la excelencia académica, y donde acorde con sus enseñanzas y ejemplo de vida, el lema de nuestra institución reza,: "Todo aquel que tenga algo que enseñar o aprender, será bien recibido."

Don Pedro Henríquez Ureña, es sin lugar a ninguna duda, el intelectual dominicano que más relieve internacional ha logrado. Su obra abarca muchos campos del saber, siendo muy variada la actividad de su intensa labor.

Nuestro distinguido profesor Carlos Esteban Deive, refiriéndose a Pedro Henríquez Ureña en uno de sus escritos dice, cito:

"De resaltar es la labor magisterial del maestro dominicano. Su huella, como educador y orientador de nuevas generaciones de intelectuales latinoamericanos, aún perdura, tanto en México como en Argentina y otros países. Sus discípulos, que se pueden contar por docenas, guardan para Pedro Henríquez Ureña, gratitud y reconocimientos eternos", fin de la cita; y Andrés L. Mateo en su libro "Vida, Errancia y Creación" nos dice: "La biografía de Pedro Henríquez Ureña, está en sus libros, quedó en las aulas, se desplegó en las miles de conferencias que dictó, tomó forma humana en sus alumnos, y saltó a ser leyenda, magisterio y paradigma del mundo americano."

Don Pedro Henríquez Ureña, proveniente de una familia ilustre en el verdadero sentido de la palabra, nació el 29 de junio de 1884, hijo del Dr. Francisco Henríquez y Carvajal, escritor, abogado y médico graduado de una universidad francesa. Este destacado ciudadano era además amigo de Eugenio María de Hostos y comprometido con la renovación de la educación en nuestro país. Finalmente, este distinguido ciudadano fue nombrado Presidente Constitucional de la República por el Congreso Nacional en la convulsa época de la intervención norteamericana del 1919.

Su madre, Salomé Ureña de Henríquez, gran poetisa nacional, también se destacó en el terreno educativo, bajo la influencia del maestro Eugenio María de Hostos, y su revolución de la educación en el país. Es ella quien crea el Instituto de Señoritas, especializado en la educación integral de la mujer, con una orientación diferente a las de su época.

De manera, señores, que podremos pasarnos el día hablando elocuentemente de esta familia, definida al principio de mis palabras en este reconocido homenaje como "ilustre en el verdadero sentido de la palabra", pero no quiero dejar de referirme a algunos reconocimientos de figuras como Marcelino Menéndez y Pelayo, que incluye a Salomé en su "Antología de Poetas Hispanoamericano"; y a Rubén Darío, quien la vincula a los aires renovadores de la poesía hispanoamericana.

Su saber fue al servicio del país y su influencia en su hijo Pedro, fue sencillamente determinante en su formación.

Estas palabras, señores y señoras, no pretenden ser más de lo que en realidad son, recordar con la dignidad y la solemnidad que se merece el nombre de uno de los dominicanos más preclaros en el campo humanístico y filosófico; crítico literario, ensayista, lingüista, poeta y profesor de varias universidades de los EEUU, México, Cuba, Venezuela, Argentina y sobre todo de la antigua Universidad de Santo Domingo.

Entre sus obras más destacadas podemos citar: "Horas de Estudio", publicada en París en 1910; "El Nacimiento de Dionisios", 1916; "En la Orilla: Mi España", 1922; "La Utopía de América", 1925; "Seis Ensayos en Busca de Nuestra Expresión", 1928; "La Cultura y las Letras Coloniales en Santo Domingo", 1936; y "Corrientes Literarias en la América Hispana"(1945.

Este titán de las letras hispanoamericanas vivió la última etapa de su vida en Argentina, específicamente en la ciudad de La Plata, donde ejerció la docencia y trabajó en actividades literarias, conferencias y aportes en la organización de bibliotecas.

La muerte lo sorprende en un tren, camino a dar sus lecciones habituales en La Plata. Así moría Don Pedro Henríquez Ureña, rumbo a su cátedra.

En todo lo anteriormente expuesto en estas palabras, solo se destaca una breve parte de la vida y la obra de este extraordinario dominicano cuyo nombre fue escogido para designar nuestra Universidad y constituyen un homenaje de reconocimiento a esa gloria de las letras en América y el mundo.

Finalmente, quiero dejar constancia de nuestro agradecimiento a la Organización para el Fomento del Desarrollo del Pensamiento, a nombre de nuestra Universidad, y en el mío propio, por el hecho de que un acto de esta trascendencia, uno de los más importantes foros de diálogo docente universitario, orientado al mejoramiento de nuestros programas de estudio y docencia con carácter internacional, éste dedicado precisamente a nuestro Pedro Henríquez Ureña.


Volver a la página anterior Ir a la página principal

Para comunicarse con OFDP R.D.:

Correo electrónico: OFDP  R. D.   ofdprd@yahoo.com